Visitando Francia: ruta por Aquitaine y Midi-Pyrénées

Francia es un país muy diverso con unos contrastes paisajísticos enormes y mucho por descubrir. Hoy voy a contaros nuestra ruta por el suroeste de Francia, una ruta improvisada pero muy bien aprovechada.

Este viaje nació con una excusa: asistir a la boda de un amigo francés. Éramos cuatro amigos así que decidimos ir en coche desde España para poder movernos más cómodamente y libremente durante siete días. La ruta resultó ser tan libre que sólo reservamos las habitaciones de hotel y fuimos improvisando sobre la marcha, pero sin embargo fue un viaje alucinante no sólo porque la compañía era estupenda si no porque además fue uno de los únicos viajes donde me dejé llevar tanto que apenas estuve viendo fotografías e ir sin una idea preconcebida te hace disfrutar mucho más de los descubrimientos.

Llegamos por la noche a Hendaye (Hendaya) e hicimos una visita nocturna. La ciudad es muy acogedora, tiene mucho ambiente por la noche en bares y cafés, es un sitio ideal para pasear y disfrutar de sus calles.

Saint-Jean-Pied-de-Port entrando por la puerta de Saint Jaques

Al día siguiente fuimos hasta Saint-Jean-Pied-de-Port, una de las localidades por las que discurre el Camino de Santiago situada a 8km de la frontera con España. Es un sitio con mucho encanto en donde no hay que dejar de perderse por sus calles y descubrir la arquitectura de las típicas casa vascas. Allí podemos encontrarnos con:

Saint-Jean-Pied-de-Port: puerta de Saint Jaques y Ciudadela
  • La puerta de Saint Jaques (patrimonio de la humanidad por la UNESCO): una de las puertas fortificadas y entrada histórica de los peregrinos, en donde en la Edad Media se cobraba por los peajes.
  • La ciudadela: fortificación situada a 70m de altura. Antiguamente albergaba un castillo medieval y hoy en día es un colegio público. Desde aquí hay una vista muy buena de la ciudad y de los puertos Cize.
  • La cárcel de los obispos (museo): cuando fuimos estaba cerrado por lo tanto no lo visitamos.
  • Puente medieval sobre el río Nive
  • Notre-Dame du Bout du Pont (“iglesia de la Asunción”) de estilo gótico
Saint-Jean-Pied-de-Port: vista desde la Ciudadela

Nuestra visita coincidió con las fiestas (15 de agosto) y pudimos ver las calles muy animadas con músicos y el cántico a la virgen de casi todo el pueblo a las puertas de la iglesia. Una imagen muy bonita y singular, que se cerró con el paso de la banda por las calles del pueblo.

Saint-Jean-Pied-de-Port: cántico a la virgen

 

Saint-Jean-Pied-de-Port: pasacalles con la banda

Ese día por la tarde tuvimos la boda y allí varios de los asistentes nos recomendaron acercarnos al día siguiente hasta el pueblo de Espelette, famoso por sus pimientos rojos secos con denominación de origen. No lo dudamos y nos acercamos hasta este pueblo tan pintoresco lleno de pimientos en sus múltiples formatos. Como dato aquí se celebra la fiesta del pimiento de Espelette sobre el 28 y 29 de octubre. El pueblo es pequeño y se puede ver rápidamente, lo que más llama la atención es su arquitectura pero también podemos ver:

Espelette: calles e interior de iglesia
  • El castillo de los varones de Espelette: actual ayuntamiento
  • La Iglesia de San Esteban: formada por una sola nave como las de la región. Queda un poco apartada del pueblo pero de fácil acceso caminando por un paseo más tranquilo a orillas del río.

A media tarde llegamos a Bayonne (Bayona), como algunos ya habíamos estado allí nos dedicamos a callejear un poco y a hacer una visita rápida obviando los museos. Bayona es una ciudad de mezcla de estilos en donde podemos encontrar la arquitectura típica vasca de la mano de la arquitectura francesa. Está dividida por dos ríos: el Nive que divide la Grand Bayonne y la Petit Bayonne y el río Adour que la divide entre estas y Saint-Esprit. El paseo a las orillas del río es muy agradable lleno de bares y con mucho ambiente.

En la Grand Bayonne está el centro histórico de la ciudad en donde podemos encontrar:

  • Catedral de Santa María: catedral gótica comenzada en 1213 y al lado encontramos el claustro
  • Château Vieux (castillo viejo): construido en el s.XII fue la residencia oficial de los gobernadores de la ciudad, hoy en día pertenece al ejército
  • La Mairie (Ayuntamiento)
  • Les Halles: El mercado de la ciudad
Bayonne: varias zonas de la ciudad

En la Petit Bayonne, donde podemos disfrutar de sus bonitas calles también tenemos:

  • Dos museos: el Vasco y el Bonat (a los que nosotros no fuimos)
  • Château Neuf (castillo nuevo): construido en el S.XV, hoy en día alberga la universidad

Esta noche cenamos en “Creperie à la Boulée” y además de que las crepes estaban riquísimas el personal era súper amable y simpático.

Al día siguiente nos fuimos hacia Biarritz la capital del lujo, reflejado en la arquitectura de la ciudad que está llena de mansiones y casas burguesas usadas como casas de veraneo. La Emperatriz Eugenia de Montijo, esposa de Napoleón III, fue la que convirtió Biarritz de puerto ballenero a destino de veraneo y balneario de moda. Biarritz destaca por sus playas, variadas y numerosas. Es recomendable pasear todo a lo largo de su costa, es un paseo muy agradable que te va descubriendo la ciudad. Además del mar Biarritz tiene otros atractivos:

Biarritz: Rocher de la Vierge
  • Port Vieux: esta zona es donde antiguamente estaba el puerto de los balleneros. Una zona estupenda para empezar la visita.
  • Roca de la Virgen (“Rocher de la Vierge”): según la leyenda un barco estando de regreso al muelle cuando estalló una tormenta enorme, impidiendo el retorno del barco al puerto. De repente, apareció un rayo de luz que mostró un camino seguro a los pescadores hasta tierra firme. Después del milagro, los pescadores decidieron erigir una estatua de la virgen en la roca (1865).

Esta Roca está unida a tierra por un puente diseñado por Gustave Eiffel, la vista de Biarritz desde la roca es magnífica

Biarritz: Rocher de la Vierge
  • Puerto de los pescadores: Una zona muy concurrida con muchos restaurantes
  • Mercado “Halles de Biarriz”: está dividido en dos edificios, para los amantes de los mercados altamente recomendable para descubrir los productos locales. Nosotros decidimos equiparnos con variedad para organizar un picnic para la comida.
  • Hôtel du Palais y el Casino Municipal.
  • Iglesia ortodoxa: testigo de la presencia Rusa durante la época de la emperatriz Eugenia.
  • Faro: es visitable por el interior pero nosotros no lo visitamos.
Biarritz: mansiones señoriales, puerto de los pescadores y faro

Desde Biarritz nos dirigimos hasta Bordeaux (Burdeos), pero no podíamos irnos sin para en la “Dune du Pilat” (La duna de Pilat). Para mí la joya del viaje, el punto fuerte a lo cual ayudó también el no haber visto ninguna foto antes de llegar. Me dijeron: “vamos a una duna” y nunca pensé que la duna nos haría sombra a lo lejos. Ni la mejor de las descripciones puede explicar el paisaje fantástico que podemos encontrarnos. Una duna que, con marea baja, tiene 4km de largo y 2 km de ancho, por un lado el océano y el Cabo Ferret una península entre el océano y la bahía de Arcachon, y por otro un millón de hectáreas de bosque de pino de hasta 30m de altura que vistos desde la punta de la duna parecen insignificantes. La puesta de sol es impresionante, la duna enorme y el conjunto sobrecogedor. Sin lugar a dudas no se puede pasar de largo.

Dune du Pilat

Llegamos a Bordeaux (Burdeos) por la noche y aprovechamos para pasear por el centro, un primer contacto antes de la visita intensa del día siguiente. Esta ciudad Patrimonio Mundial de la Humanidad por la UNESCO desde 2007 es muy animada con mucha vida durante todo el día, y callejear es parte de su gran encanto siempre descubriendo un nuevo rincón en cada esquina. Entre las visitas destacables están:

Bordeaux: Place de la Bourse, diferentes vistas de la ciudad y Porte d’Aquitaine
  • La Place de la Bourse (Plaza de la bolsa): el emblema de Burdeos desde hace siglos.
  • Le Miroir d’Eau (El espejo de agua): situado enfrente de la Plaza de la Bolsa es el espejo más grande del mundo con 3450m², alternando efectos de espejo y niebla es el entretenimiento de grandes y pequeños, y en días calurosos como el que nos tocó a nosotros cuesta no mojar los pies.
  • Puerta Cailhau: puerta de acceso a la ciudad del siglo XV, la más fotografiada de la ciudad
  • Puerta de Saint Eloy y la Gran Campana: la puerta más antigua de la ciudad y cuyo reloj se colocó después del incendio del ayuntamiento
Bordeaux: Torre Pey-Bernard, Puerta de Saint Eloy
  • Rue Saint Catherine: siendo una de calles comerciales más largas de Europa (1,5km) merece la pena pasearse por ella.
  • Porte d’Aquitaine (puerta de Aquitania): una de las entradas que comunica la carretera de España con la calle Saint Catherine.
  • Le Grand Théâtre (El gran teatro): del s.XVIII
  • Catedral de Saint André: catedral gótica
  • Torre Pey-Berland: es el campanario de la catedral desde donde se ven unas vistas impresionantes de la ciudad.
Bordeaux: Catedral de Saint André y vistas desde la Torre Pey-Berland
  • Explanada de Quinconces: una de las plazas más grandes de Francia con un monumento a los girondinos que murieron durante la Revolución
Bordeaux: Place de la Bource, explanada de Quinconces

Al día siguiente regresábamos a casa, pero no quisimos irnos sin visitar antes Saint Emilion (35km de Burdeos). También Patrimonio de la Humanidad, este pueblo medieval es conocido sobre todo por la producción de sus excelentes vinos tintos gracias, en parte, a sus viñedos centenarios. Pasear por el pueblo es trasladarse a otra época. Todo el conjunto está perfectamente conservado y destacan los siguientes elementos entre otros:

Saint Emilion
  • La torre del castillo del rey: único calabozo romano que sigue intacto en Gironde. Desde la parte superior hay unas vistas bonitas del pueblo
  • La iglesia monolítica y su campanario: iglesia monolítica de grandes proporciones (38m largo y 12m alto), un edificio religioso subterráneo. Desde su torre tienes también unas bonitas vistas de la zona.
  • La iglesia colegiata y su claustro
  • Los lavaderos: en una ciudad llena de agua no podían faltar los lavaderos
  • El mercado cubierto

Tras esta visita retornamos a casa con una sensación de haber descubierto lugares impresionantes y que, a pesar de la poca planificación, salió todo sobre ruedas. Os dejo un pequeño mapa de nuestra ruta.

You may also like

2 Comments

    1. Nice to know and thank you for your opinion! I am glad to inform you that we are working on some post about Spain, so soon you will have more information about our country and our region.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *